EN ES

KPI de producción, ¿Cuáles son los más comunes y por qué son tan importantes?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Indice de contenidos

Uno de los principales objetivos de la industria es mejorar los procesos de producción y hacerlos cada vez más eficientes. Para lograrlo, hay que realizar un correcto seguimiento de los mismos y analizar los resultados obtenidos para poder tomar decisiones lo más acertadas posibles. Dentro de este seguimiento es indispensable el uso de KPI de producción.

¿Qué son los KPI de producción?

KPI (Key Performance Indicator) son una serie de indicadores estandarizados que permiten obtener y analizar los datos sobre aspectos de la empresa que se desean conocer y mejorar. Concretamente, dentro del área de producción, los KPI se centran en mejorar los procesos midiendo diferentes elementos que conforman dicho proceso.

El uso de KPI en el área de producción de la industria permite una mejora en la gestión de la planta de producción y en la empresa en general. Además, facilita la toma de decisiones en la planta, en otros departamentos.

Dentro de la planta, permite reducir el costo de la producción y aumentar la calidad y el rendimiento de los procesos. Por ejemplo, gracias a detectar, los cuellos de botellas o las incidencias relacionadas con los procesos productivos.

¿Por qué son tan importantes?

Los KPI de producción permiten analizar objetivamente los resultados de una empresa . Esta es su principal ventaja, puesto muestran resultados objetivos y tangibles, en los que no entran percepciones personales o subjetivas.

Una vez obtenidos y analizados los resultados de los KPI, sirven para poder tomar decisiones estratégicas que mejoren la productividad de la planta. Se pueden detectar mejoras localizadas y sustanciales. O, por el contrario, también sirven para confirmar lo que está funcionando correctamente.

Los KPI de producción más comunes

En función de los requerimientos de cada empresa, elegirá unos KPI u otros, pero hay algunos muy comunes en la mayoría de empresas, debido a su importancia de sus resultados.

Tiempo de producción.

Este es uno de los KPI más importantes, ya con este KPI se puede medir el tiempo completo de producción de un producto desde que se da la orden de producción hasta el fin del proceso.

Rendimiento de calidad

Este KPI se encarga de analizar el porcentaje de los productos terminados sin ningún error y que cumplen los estándares de calidad de la empresa.

Tasa de rechazo

Este KPI mide los productos retirados durante los procesos de producción por no cumplir los estándares de calidad o por defectos. Estos resultados sirven para realizar un análisis que determine las causas del fallo y eliminarlo.

Productividad por operario hora

Este KPI mide los productos producidos por un trabajador en una hora. Con este indicador se puede medir el nivel de productividad de un trabajador.

Tiempo de inactividad

Con este KPI se registra el tiempo que los equipos permanecen sin producir. Estos datos son de alto valor para la industria ya que permite conocer que equipos dan más fallos y detectar si la inversión fue negativa.

Horas trabajadas en producción

Este dato determina la cantidad de horas empleadas en producción en un período determinado, pudiendo ser de un día, una semana, un mes, entre otros. Esta medida sirve para conocer si las horas empleadas en la producción son las esperadas o, por el contrario, si se están empleando más horas de lo planeado.

¿Cómo recopilar y mantener los KPI de producción actualizados?

Mantener los KPI de producción es complejo, puesto que requiere registrar cantidad datos de diferentes áreas de producción ya que hacerlo a diario para que estén actualizados. Para hacerlo de manera automatizadas, hace falta un sistema que recopile, almacene y analice los datos obtenidos en las diferentes áreas.

En este proceso entra en acción el sistema MES, un software conectado a la planta que recopila todos estos datos de forma automática desde la planta de producción. Esto permite un acceso en tiempo real a los datos y las métricas de producción, aportando un nivel de operatividad y toma de decisiones muy alto. Además, el sistema MES debe conectarse a un sistema ERP de gestión empresarial, para que las métricas de producción se puedan analizar en el conjunto de resultados de la empresa.

En Overtel desarrollamos y trabajamos con INEXION, un sistema MES capaz de medir estas y otras muchas métricas de producción que aportan datos de mucho valor para los supervisores de planta. Además, trabajamos con un ERP industrial, RPS NEXT, que aporta una gestión empresarial completa a empresas industriales y que se conecta con INEXION. ¿Te gustaría saber más? A nosotros nos gustaría contarte cómo funcionan nuestros sistemas. Si estas interesado te invitamos reservar una demo.

¿Estas pensando en automatizar tu empresa?

En Overtel abordamos proyectos para empresas de diversos sectores industriales y tamaños buscando la solución más inteligente y eficiente para cada compañía. Solicita una demostración de nuestros productos

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros visitantes una mejor experiencia de navegación por nuestra web. Al utilizar nuestra web aceptas nuestra Politica de Cookies